Conócenos

Quiénes somos y Qué hacemos

Nacemos en el S. XVII, el 29 de Noviembre de 1.633. En respuesta a la llamada de Dios en su tiempo, San Vicente y Santa Luisa fundaron la Compañía de las Hijas de la Caridad para servir a Jesucristo en los pobres con espíritu de humildad, sencillez y caridad.

Fieles a nuestro bautismo y al espíritu de los Fundadores, las Hijas de la Caridad, continuamos disponibles para ese servicio y las nuevas y crecientes necesidades de hoy, haciendo realidad el carisma de San Vicente y de Santa Luisa: “Servir a Jesucristo en la persona de los Pobres”.

La Hija de la Caridad es la sierva que se da a Dios para el servicio de Cristo en el pobre corporal y espiritualmente en castidad, pobreza y obediencia. Estos votos son no-religiosos, anuales y siempre renovables cada 25 de Marzo, día de la Encarnación.

Este modo de vida entregada a Dios es reconocido en la Iglesia como Sociedad de Vida Apostólica.

Cada una de nosotras está llamada a ver a Cristo en los otros y a ser Cristo para los otros.

Cristo nos llama a continuar su misión, nosotras somos sus manos y sus pies, su mirada de amor, su sonrisa. Es el amor de Cristo el que nos impulsa y fortalece desde una profunda vida de oración.

Hoy en los cinco continentes las Hijas de la Caridad vivimos nuestra misión de servir a Dios en la persona de los pobres en Comunidad de vida fraterna; este estilo de vida nos enriquece y da fuerzas para trabajar unidas en favor de los más pobres.

Hoy la historia sigue su curso. El clamor de los pobres se hace ensordecedor y las Hijas de la Caridad continuamos poniendo nuestras vidas y nuestros esfuerzos en la construcción de un mundo mejor basado en la justicia y en la fraternidad.

Necesidades nuevas piden respuestas nuevas. Las injusticias sociales de nuestros días no son menores que las del tiempo de San Vicente y de Santa Luisa. La historia de salvación requiere siempre amor, fortaleza, gratuidad, audacia, compasión y creatividad. Toda la Compañía está al servicio de la Iglesia y participa de su misión.

Citas de San Vicente XI, 778

«Dadme un hombre de oración y será capaz de todo»
«Cuando un corazón se vacía de sí mismo Dios lo llena, Dios es el que entonces mora y actúa en él»

image_1

image_1

Páginas de Interés

Web Internacional:
http://www.filles-de-la-charite.org/es.

Web España:
http://pre.hijascaridad.org/.

Presencia España:
http://hijascaridad.org/portal/provincias.html.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR